• Plan Renove Ventanas Cabeal 2018

  • Plan Renove 2015

    ¡Visita nuestra exposición!

  • Diseñamos las mejores ventanas a medida

  • Tenemos amplia experiencia en obra pública y privada. Paga a plazos y sin intereses.

Los cerramientos en terrazas y balcones

Los cerramientos en terrazas y balcones

Para la falta de espacios en la vivienda o por un aprovechamiento mejor, el cerramiento de terrazas o balcones es una alternativa siempre interesante a fin de ampliar el espacio útil de la casa y que desde luego nos puede aportar algunos beneficios sustanciales.

Desde el punto de vista funcional es adecua poder agregar metros a la vivienda, pero antes de encarar la reforma es mejor analizar profundamente si vale la pena, teniendo en cuenta que los cerramientos generalmente son costosos, por lo que hay que hacer una evaluación de diferentes aspectos e incluso el posible precio – beneficios o ventajas al cerrar una terraza en casa, así como algunos aspectos negativos que deberíamos tener en cuenta.

Aparte de la utilidad, recordemos que se busca un resultado final de confort para la vivienda dónde entrarán diferentes aspectos en el cerramiento de terrazas como: Intentar mantener una temperatura adecuada, utilizar y determinar los materiales que más convengan, la distribución de la luz, obras…etc.

Tipos de cerramientos en terraza

Aunque la tecnología nos ofrece cada día materiales nuevos o en realidad el cerramiento de una estructura se pueden combinar con cualquier tipo de carpintería tradicional que se ejecuta en obras.  A modo genérico podemos definir qué tipos de cerramientos hay para terrazas que permiten adaptarse:

  • Cerramiento con ventana corredera (De hojas correderas). Es a base de carpintería de PVC o metálica donde el ventanal es dividido en hojas que van desde 2 a 6 permitiendo una apertura parcial que asciende al 80%.
  • Cerramiento con ventana plegable (De hojas plegables). Permite una apertura total o parcial por medio del legado de las hojas de vidrio de la carpintería.
  • Cerramiento media altura. Se suele utilizar más en viviendas en altura para el cerrado de balcones. La carpintería se apoya sobre un muro que generalmente es de obra.
  • Cerramiento con cortinas de cristal. Son láminas de vidrio unidas entre sí en su parte lateral, donde la mayoría de piezas únicamente disponen de marco en su cara superior e inferior.
  • Cerramiento con techos fijos y móviles. Son normalmente de cristal o policarbonato y suelen ser autoportantes. Ofrecen múltiples posibilidades, desde cubiertas motorizadoscubiertas manuales, con diferentes tipos de accionamientos y aperturas.


La temperatura perfecta al cerrar una terraza

Es evidente que no queremos pasar demasiado calor en verano ni demasiado frío en invierno. Aquí entrar a juego una serie de aspectos a evitar como pueden ser las filtraciones de aire, evitar a toda costa las pérdidas térmicas, controlar la entrada de rayos de Sol…etc, que dependerán del tipo de carpintería que utilicemos al cubrir una terraza.

Son aspectos que influyen mucho atendiendo al tipo de cerramiento – carpintería que vamos a instalar en la terraza y que desde luego también afectará a nuestra factura eléctrica.

Dejando de lado la madera o el plástico, el motivo por el que se encarece un cerramiento exterior es precisamente por los materiales que se utilizan en la ejecución.

El aluminio y el PVC en la cartintería son los que más se emplean cuando cerramos un balcón, solario, mirados o la terraza del jardín. Son aptos sobre todo teniendo en cuenta el Código Técnico de la Edificación, que es muy restrictivo, porque son buenos aislantes térmicos y acústicos, sin contar el mantenimiento que es más económico.

Aquí entra en juego el cristal del marco qué trabajando conjuntamente serán los encargados de aportar lo lees en beneficio de confort y bienestar. Así que la capacidad de aislamiento qué podemos conseguir en la terraza vendrá dada por la siguiente fórmula:

aislamiento ventana


Los factores que influyen en el ahorro energético en la carpintería de una terraza al tratar con cerramiento de aluminio o PVC según el marco que determinará el aislamiento de la ventana y que debemos de considerar son:

  • El material del perfil: Por ejemplo, en las carpinterías de PVC los puentes térmicos son mínimos o no existen.
  • El nivel de hermeticidad: Una ventana que tenga un nivel adecuado de hermeticidad garantizará un buen aislamiento térmico.
  • La calidad del cristal: Aquí entra en juego el acristalamiento adecuado que favorecerá importantes beneficios, captaciones solares o ahorros energéticos a largo plazo entre otras cuestiones que analizamos más adelante.

El PVC es un poco más caro que el aluminio para instalar en el hogar. Estos últimos son más versátiles en cuanto a colores con respecto al PVC. El cerramiento de aluminiopermite unos perfiles más angostos que el PVC por lo que hay mayor ganancia de luz natural.

También tenemos que tener en cuenta la ubicación, no es lo mismo un cerramiento en Madrid que es más frío, que en zonas de costa como Valencia o de más calor como Sevilla. Por norma, cuanto más frío hace, más tendremos que gastar en la carpintería y el aislamiento, con lo que el presupuesto para cerrar una terraza subirá aumentando el precio del proyecto a contratar.

En cuanto a la madera, se realizan, pero en mucha menor escala porque se hace más caro para el hogar. Para empezar, tienen que ser maderas de mucha calidad, a lo que se suman los tratamientos que hay que hacer para que resista a la intemperie.

Esto puede elevar hasta un 40% los costes con respecto a las soluciones anteriormente reseñadas. Indudablemente la madera es un material noble y cálido, que tanto el PVC como el aluminio, no pueden presumir.

Los cerramiento de madera para exterior normalmente están delegamos más a estructuras de pérgolas por una mejora en la estética. Tenemos un artículo completo que trata los porches y las pérgolas de madera en jardines que será de utilidad.

Una solución por la que se puede optar es hacer un cerramiento de aluminio hacia el exterior y madera hacia el interior con lo que se consiguen las ventajas de calidez de la madera y de resistencia al exterior del aluminio.



Consejos para cerrar una terraza

La orientación del cerramiento

Esta circunstancia nos perjudicará o beneficiará según la orientación, es decir, la orientación Sur es perfecta para el invierno (Hablamos de España), tenemos una mayor acumulación de calor natural pero en verano cabe la posibilidad de que la terraza se parezca a un invernadero. La disposición Norte es mucho más fría (Hablamos de España) dónde deberíamos de utilizar sistemas aislantes más contundentes  y materiales más adecuados.

La luz en la terraza

Evidentemente todos queremos un cenador, un buen balcón, o una terraza que estén adecuadamente aislados pero que entre mucha luz. No solo deberíamos tener en cuenta temas de acristalamiento con los diferentes tipos de cristales utilizados en ventanas por la entrada de luz, hay otros aspectos a considerar.

La cubierta de la terraza es la parte que más está expuesta a la intemperie y a los rayos de luz. Cuidado con los cerramientos acristalados en cubierta, ten en cuenta que deberíamos de protegernos con cortinas o estores que deberían de ser de colores neutros para impedir una modificación del color ambiental.

En los cerramientos laterales para la mejor entrada de luz se puede utilizar las cortinas de cristal.

Conectar espacios

Al final practicamos la ampliación de una vivienda para tener también más espacio, así que la separación entre la vivienda y el nuevo cerramiento de la terraza debería de ser practicada con grandes ventanales para una mejor entrada de luz o pocos elementos que obstaculicen el acceso

Evidentemente la decoración también debe de ir en concordancia si queremos crear espacios con armonía. Para que el espacio que se agrega a la vivienda tras la reforma no quede como un relleno, es importante que la decoración de este sea un todo con el resto de la vivienda.

La carpintería es lo primero que debe estar bien incorporado a la decoración de la casa. Si las puertas interiores son de madera lo ideal sería que, por lo menos, por dentro el cerramiento también lo sea.

Al hacer una reforma es posible que el piso no pueda ser el mismo del que existe en el resto de la habitación. En este caso se puede disimular por ejemplo con alfombras o esteras.