• Plan Renove Ventanas Cabeal 2019

  • Plan Renove 2015

    ¡Visita nuestra exposición!

  • Diseñamos las mejores ventanas a medida

  • Tenemos amplia experiencia en obra pública y privada. Paga a plazos y sin intereses.

La ventana en el hogar: luz, diseño y confort

La ventana en el hogar: luz, diseño y confort

A la hora de crear una ambientación apropiada dentro de una vivienda, la iluminación juega un papel esencial, sobre todo si esta luz es de origen natural. Pero para muchos el lugar que permite la entrada de esa luz pasa desapercibida en relación al papel que juega en la decoración de la estancia. Las ventanas son esos lugares por los que recibimos la luz justa y necesaria para hacer de nuestra casa un lugar más hermoso y también más saludable.

Enmarcar la entrada de luz hacia el hogar es tener un cuadro vivo en cada habitación, por lo que es de vital importancia para el conjunto estético del hogar acertar con la ventana apropiada, los materiales, colores, forma… Así mismo, hay que valorar, cuando tratamos el confort y la funcionalidad del hogar, el aislamiento que esta produce contra el frío o el calor y contra los ruidos exteriores.

Y es que un buen aislamiento es sinónimo de comodidad en todo el conjunto de la vivienda, y una garantía de ahorro en el consumo energético. En este sentido, el aislamiento de las ventanas es tan importante como el que se realiza en los diferentes muros, en el suelo o en el techo.

 Para encontrar el equilibrio perfecto entre una amplia vista del exterior, calidad aislante, belleza estética y la entrada abundante de luz tendremos que recurrir a los grandes profesionales de la fabricación de ventanas

 ¿Qué hay que tener en cuenta para elegir la ventana perfecta?

Si ha llegado el momento de elegir las ventanas para tu casa de nueva construcción o quieres elegir las ventanas que irán mejor con el diseño elegido en la casa reformada o rehabilitada, la opción más acertada será dejarte asesorar por la profesionalidad de Aluminios Cabeal, que sabrá darte a elegir entre los diseños y los materiales más acertados para tu vivienda.

Hay que saber que hay cuatro aspectos fundamentales para formar tu ventana ideal, hay que elegir entre el tipo de perfilería (PVC, madera, aluminio), el tipo de vidrio o cristal (con diferentes niveles de confort térmico, acústico y de seguridad) y por último habría que elegir entre el tipo de apertura que se desea (practicable o abatible, fijas, batientes, oscilo batientes, correderas, oscilo paralelas, pivotantes o combinadas).

Por último, después de elegir entre todas estas opciones, habría que decidir sobre su diseño. En la actualidad, es tan amplia la variedad de modelos, estética y colores que va a ser muy difícil no dar con aquella que se adapta perfectamente al diseño, decoración y ambientación que se define en la vivienda.

La búsqueda de la eficiencia energética

Así mismo, es muy importante todo aquello que se refiere al consumo energético del inmueble. Si hablamos de una rehabilitación de viviendas, hay que añadir la optimización en este sentido para lograr una reducción de consumo lo más amplia que se pueda. En muchos casos, se logra un ahorro de hasta un 80 % en comparación con el consumo antes de la rehabilitación, y en este sentido la instalación de las ventanas apropiadas juega un papel fundamental que se verá reflejado en la factura mensual del consumo eléctrico.

Y es que las ventanas no protegen igual que un muro, pero podemos aplicar soluciones efectivas para evitar las pérdidas de temperatura que se mantienen en el interior de las estructuras.

Hay que considerar la posibilidad de evitar, siempre que se pueda, los puentes térmicos hacia el exterior, filtraciones de temperaturas desde el interior al exterior. De modo constructivo se puede evitar esta pérdida protegiendo el cajón de la persiana al meterlo dentro del muro, de tal forma que el aislante de este muro quede por delante del cajón.

Directamente sobre la ventana podemos elegir entre el doble acristalamiento o el triple, incluyendo aire entre las diferentes capas y que ayudará al aislamiento, para aumentarlo podríamos sustituir este aire por gas argón, una técnica usada en lugares con gran oscilación térmica.